“Cómo cambiar el paradigma”

Y HOY VAMOS A HABLAR  DE COMO CAMBIAR EL PARADIGMA.

Muchas veces en nuestra vida nos limitamos a pensar de una manera específica y de costumbre, sin hacer ningún esfuerzo en descubrir qué pasa realmente en el mundo dela otra persona, cómo el o ella ven las cosas? qué opiniones tiene de lo que acontece? Y donde todo esos pensamientos coinciden conmigo?

Una mujer estaba aguardando su vuelo en la sala de espera de un gran aeropuerto.

Como debía esperar por muchas horas, decidió comprar un libro para pasar el tiempo

Y también compro un paquete de galletas.

Se sentó en un asiento de la sala de VIP para poder descansar y leer en paz. Al lado de ella se sentó un hombre que abrió una revista y comenzó a leer. La bolsa de galletas estaba entre ambos. Cuando ella tomó la primera galleta, el hombre a su tiempo tomó también una.

Ella se sintió indignada pero no dijo nada. Y pensó para ella, pero qué descarado!, si pudiera le daría un golpe en el ojo para que nunca más se le olvide. Cada vez qu ella tomaba una galleta, el hombre también tomaba una. Aquello la dejaba tan indignada que no conseguía reaccionar !Cuando quedaba apenas una galleta, pensó: ” A ver qué va a hacer este fresco”? el hombre tomó la galleta la rompió en dos dejando la otra mitad para ela. Ah! Esto es insólito! Pensó para ella! estaba hirviendo de la rabia! Y levantándose de una, cerró el libro y se fue a la zona de  embarque, se sentó cómodamente en su puesto en el avión, miró dentro de su bolso para guardar el pasaporte y de pronto quedó muda! Su paquete de galletas estaba en su bolso, intacto !cerrado! sintió una ola de vergüenza que le dio hasta mareo, solo entonces percibió lo equivocada que estaba! Ni se percató que a lo mejor esas galletas eran de ese caballero, y el, sin problema compartió sus galletas hasta la última sin indignarse, sin molestarse, sin alterarse…ella quedó muy trastornada de pensar que todas esa horas, las galletas eran de él y la “ladrona” “descarada ” fue ella!!!

Pero no había tiempo de explicar ni de disculparse…

Cuantas veces en nuestra vida pensamos y creemos con la mayor certeza que que nosotros tenemos las respuestas correctas, que sabemos más que todos? Que lo que pensábamos era verdad absoluta no tarda en revelarse como una simple teoría propia’?

Nos limitamos a pensar de manera parcial y limitada, y nos cerramos dentro d un callejón estrecho que a los lados hay solo muros que solo dá chance a ver una sola vía, una sola solución un solo ámbito.

Y qué pasa con las otras personas?

Lo que otras personas piensan y opinan, tienen, en muchos casos, el mismo peso que la causa, las consecuencias, las metas…

A pesar quedos personas están  pasando por la misma situación, si piensan diferente, con diferentes valores, deseos, educación, sabiduría y crianza, la manera de percibir y ver la situación va  a ser obviamente, completamente diferente.

Una parte integral dela capacidad del pensamiento, es lograr entender cómo piensan las otras personas y así tomar en consideración otros aspectos fuera de mi propia teoría.

Las herramientas de pensamiento lateral  o los  seis sombreros del pensamiento de “edward de bono , reiteran esta teoría, explicando cómo el proceso de pensamiento debe enfocarse en “lo que puede ser”  más que en lo que es.

Y qué piensan las otras personas?

Vamos a ponernos los diferentes sombreros pues…vamos a abrirnos a la posibilidad de percibir desde otro punto de observación, más optimista, más consrtructivo y menos enfocado en adversidad y obstáculos.…

Lo ilustro con una historia

David fue aceptado como todos los niños al colegio, pero rápidamente lo envolvió el cruel velo de la estigma  como un niño descontrolado y agresivo y problemático”. David se esfuerza día a día para probar que en realidad no le conviene a nadie meterse con él. Pasa un día y otro más.Todos podían ver como su comportamiento llamaba la atención, se pasaba la mayor parte del día en los pasillos, y de vez en cuando hacía alguito que era todavía más riesgoso que llamaría aún más la atención. Era obvio que era cuestión de tiempo hasta la explosión.Un día entró David al cuarto de computación, nadie entendió de donde sacó las llaves, y destruyó literalmente todo el cuarto.

Estó terminó en expulsión, y decidieron hacer  una conferencia pedagógica. La razón? Si darle un chance o expulsarlo permanentemente.

La conferencia tomó en cuenta todos los factores, de acuerdo a su desarrollo. Pero no todos los integrantes podrían dar su opinión.

Al principio solo los profesores expresaron su punto de vista desde los ojos de David. Sus sentimientos, sus pensamientos. Y cada integrante  como director, sicólogo, profesores, y los padres expresaron también lo que ellos pensaban.

Cada uno de los integrantes se expresaron de David como ellos pensaban, y basados en lo que los integrantes de la conferencia esperaban escuchar, es decir basado en el qué dirán.

Cuando tenemos situaciones que enfrentamos,  que pueden verse y resolverse de varias manera, debemos primeramente despejarnos del que dirán y en ese momento se esfuma la subjetividad. Cuando somos capaces de abrirnos a otras posibilidades, podemos ver el paisaje de manera balanceada.

Este es el mejor antídoto al egocentrismo. Lo mejor que podemos decirnos a nosotros mismos es lo que dice el pirkei avot

“AL TADUN ET JAVEREJA AD SHE TAGIA LE MEKOMO”- N O JUZGES A TU PRÓJIMO HASTA QUE ET´ES EN SU LUGAR – y mi opinión es como nunca vamos a estar en su lugar, entonces no juzguemos.

 

el problema con esta herramienta de ponernos siempre el sombrero del prójimo, es que las personas pueden caer en no querer lidiar con el caso del todo y evadir tomar decisiones.

Es tedioso pensar y analizar y comparar…

El Rebe de Lubavitch escribió en muchas delas cartas de consejo que daba, que es recomendable consultar tres eminencias en el campo que pregunta. Ya sean doctores, maestros, rabinos…y al iluminar tres esquinas diferentes, se puede ver el panorama más ancho..

Y escribía muchas veces, el alivio final está en las manos del consejero.

Pero muchas veces , desafortunadamente,  y a pesar de todo, mantenemos nuestras “anteojeras” bien aseguradas … es como el asno que tiene dos tobos de pasto y no sabe cual comer mientras tanto esta muriéndose de hambre…

Sin embargo un factor que no podemos olvidar, sobre todo si somos mujeres es la intuición. Ese espacio de silencio que nos susurra la respuesta esa vocecita que sabe que hacer…

Y sea como sea siempre pero siempre mantengmos el corazón abierto a diferentes posibilidades, y preguntémosnos de vez en cuando si no somos nosotros los que nos estamos comiendo las galletas de la otra persona.

Que tengan un día de claridad y siempre tomen las decisiones correctas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *