“Tres letras, tres opiniones”

Tres letras, tres opiniones

 

Esta semana se lee fuera de Israel la porción  semanal de Koraj.

Detrás de la disputa de Koraj y su congregación, se encontraba todo un método basado en una teoría que no solo discutía los principios de la kehuná, el sacerdocio, sino todo el orden del servicio divino, como se le encomendó a  Moisés en el monte de Sinaí. Frente a la percepción de la torá, Koraj y su congregación instituyeron 3 alternativas que se encuentran implicadas en el mismo nombre de koraj escrito en hebreo.

Hemos hablado anteriormente, sobre las tres manera de expresión del hombre, pensamiento, habla y acción. El pensameinto y el habla pertenecen a la parte más espiritual del hombre- el pensamiento es espiritual y el habla está directamente conectada al pensamiento- mientras que la acción pertenece a la parte material, dado que materializamos los pensamientoa a travez de la acción, y las acciones se realizan en el mundo material.

La torá nos presenta con una combianción balanceada entre pensamiento habla y acción en el servicio divino. Por un lado, la acción es lo importante,dado que pensamientos y habla no crean cambio hasta que no actuamos, pero por otro lado estamos en la obligación de cumplir nuestra misión espiritual que es sentimientos e intención.

Si nos ponemos a ver, en cuanto a la acción, somos todos iguales. Las mitvot, los preceptos son los mismo0s para todos sin excepción  , sin embargo lo que nos diferencia el uno del otro y lo que diferencia nuestra relación con D-S son nuestros pensamientos e intenciones.

Es por eso que a pesar de ser la acción lo que cuenta, la torá resalta la importancia del sacerdocio.

Los sacerdotes representan el equilibrio espiritual, y su función es mantener y elevar al pueblo a niveles superiores de santidad y espiritualidad, porque el sentimiento y la intención también son importantes.

Esta combinación está representada por la letra hey. Esta letra está compuesta por tres líneas. Explica la cabalá y el jasidut, que la línea derecha y la superior  que está conectadas, representan el pensamiento y el habla, que también está conectados,y son la parte espiritual, la línea izquierda más corta es la acción. Este es el modelo ideal de servicio, cuando la acción, aunque de un principio separada se nivela con el pensameinto y el habla.

Koraj y su congregación no aceptaron este modelo y presentan su antagonismo con tres modelos alternativos. Uno conectado a la letra kuf que se parece a la hey , con la diferencia que la línea izquierda see sale de los límites y baja más allá, que en práctica es precisamente darle toda la importancia a la acción y desconectarse por completo de los pensamientos o intenciones, lo que yo llamaría ser ultra religioso.

la  segunda teoría, conectada a la letra reish donde lo único que cuenta es la intención y los pensamientos, ser completamente espiritual y apartarse de la acción, es decir apartarnos de la práctica y vivir una vida de contemplación.

Y por último, y esta es la verdadera disputa de Koraj, está incinuada en la letra final de su nombre, la letra jet. También se parece mucho a la letra hey, solo que las tres líneas etán conectadas entre sí. Tanto el pensamiento como el habla y la acción en el mismo nivel, insinuando que dado que todos somos iguales en cuanto a las acciones que realizamos, no es necesario apuntar sacerdotes en el templo.

El problema es que todas estas teorías y perspectivas se rebelan contra D-S y la Torá. El deseo de D-S es que la acción esté iluminada por el valor especial  que s ele otorga  a los sacerdotes, que inculcan el valor del servicio espiritual.

d-s no está interesado en Robots, que realicen trabajo técnico sin pensar ni sentir, D-S desea nuestras preguntas, nuestra investigación y nuestra incesante búsqueda hacia la verdad, junto con  eso desea también nuestro servicio práctico y el cumplimiento de los preceptos que no son más que código para descifrar y alcanzar  nuestro propósito.

Deseando que siempre logremos vivir con el balance apropiado, que nuestros pensamientos siempre sean positivos que nos lleven al habla positiva y con esa energía logremos crear un lugar de residencia para el espíritu divino en el mundo material, porque como dice el pasuk en el libro de devarim ” lo bashamaim hí- la torá no está en cielo, está aquí en el mundo físico para elevarlo y elevarnos.

Muchas gracias y que tengan unl indo día!